martes, 14 de abril de 2015

14 de abril de 1931

Ya han pasado 84 años desde la proclamación de la II República Española. Hoy se cumple el aniversario de la España que apostó por la democracia y el cambio. Una España, al parecer, adelantada a su tiempo y, sobre todo, adelantada a la mentalidad de un sector de la población que se negaba  a aceptar el progreso.


Si bien la República vivió tiempos convulsos cuanto menos, no podemos negar que se trata de un ejemplo para la actualidad. Se ampliaron los derechos de la ciudadanía: libertad de prensa, libertad de asociación y libertad de opinión. Se instauró el sufragio universal tanto para hombres como para mujeres (por primera vez en la historia de España) gracias a figuras como Clara Campoamor, que también participó en política como diputada del Congreso. La República se convirtió en un período de laicización, consiguiendo la desvinculación total de la tradicional relación Iglesia-Estado que tanto daño había hecho históricamente al país, y proclamando la libertad de culto, algo que la Iglesia católica jamás toleraría ni perdonaría.

La República promovía la paz, como afirma el artículo 6 de la Constitución de 1931 “España renuncia a la guerra como instrumento de política nacional”. Llegó también la reforma militar de Manuel Azaña, acabando con la innecesaria cantidad de generales y de divisiones militares, y sobre todo, intentado crear un ejército democrático al servicio de la República.

Sin duda alguna, el mayor logro republicano fue el desarrollo de la educación. La alfabetización era uno de los principales objetivos a lograr, la única forma de que la sociedad avanzase era a través de la cultura. Se crearon miles de escuelas, y gracias a las “misiones pedagógicas” se consiguió llevar la educación a prácticamente cada aldea de España.

Falló, sin embargo, con la Reforma Agraria. No se cumplieron los objetivos esperados por el sector obrero: el número de tierras expropiadas a terratenientes que venían de la herencia monárquica y el posterior desigual reparto de estos terrenos crearon gran descontento popular. Lo mismo ocurrió con las leyes para la protección de los trabajadores, que también volvían a ser insuficientes. La eterna división de la izquierda, debida principalmente a la heterogeneidad de sus miembros, llevó a la República a cometer grandes errores, llegando a tener que reprimir movimientos obreros con el fin de evitar una aun mayor fragmentación política.

Fue otra época de mala gestión el gobierno de la derecha en 1933, conocido por la izquierda como el “Bienio Negro”. Se retrocedió otra vez, después del esfuerzo realizado para la obtención de numerosos derechos para la ciudadanía, tratando de volver a la sociedad represiva de años anteriores. Esto motivó una reacción del pueblo, que se negaba a ver desaparecer sus derechos una vez más. La conocida como Revolución de 1934 fue duramente silenciada bajo la represión armada y sangrienta del gobierno de Lerroux.

Finalmente, en las elecciones de 1936, el Frente Popular obtuvo una considerable victoria. Su gobierno apenas disfrutó de unos pocos meses de paz. Parte del Ejército, de la Iglesia y los sectores fascistas se sublevan en julio del mismo año, comenzando así la Guerra Civil Española y una etapa oscura en la historia de nuestro país.


Se realizan más homenajes a estos hombres y mujeres que lucharon contra el fascismo en Francia que en territorio español, y gracias a la inexistente preocupación por los gobiernos, miles de restos de personas yacen desconocidos en fosas comunes, cuyos familiares han perdido toda esperanza de encontrar y reconocer. Sin embargo, no es raro encontrar placas, bustos o cualquier inscripción que alabe la grandeza de Francisco Franco, Primo de Rivera o la División Azul (por no hablar del Valle de los Caídos); monumentos que es más que posible fuesen construidos con el sudor y sangre de presos políticos forzados a trabajar.

En pleno siglo XXI aún nos persigue el lastre de la monarquía, y ya son dos los jefes de Estado que el pueblo español no ha elegido en época de democracia. Es por eso, que hoy es un día de homenaje a aquellos y aquellas que dieron su vida por la libertad y la democracia y también de protesta por el derecho que debería haberse llevado a cabo hace años: el derecho a elegir. Un país que no conoce su historia está condenado a repetir sus errores.

2 comentarios:


  1. Visita mi sitio para saber acerca de viajar por ubicación en la India como templos , SeaBeaches , Hoteles , Cultura hindú , comida , hoteles , HillStattions , monumentos y todas las ubicaciones Otros turístico Mi Último mensaje Enlace http://www.travel2016india.in/2016/04/ Shri - Hari.html

    ResponderEliminar